COMPATRIOTAS SIN DOCUMENTOS
  UNAMOS NUESTRAS FUERZAS
 

UNAMOS NUESTRAS ESPERANZAS AMIGOS , COMPATRIOTAS DEL MUNDO

 

 A veces nos quejamos por que no podemos lograr una buena comunicación al menos entre nosotros que estamos en la misma causa.

Debemos valorar el DIAGOLO que es la principal fuente donde podemos crecer y unir nuestras fuerzas.

El sistema de comunicación ha crecido bastante en nuestros días. Es por ello que a los medios se les considera como EL CUARTO PODER y otros EL PRIMER PODER.

Tenemos que aprovechar lo positivo que nos ofrece y ofrecerá siempre la tecnología. Aunque es cierto que esta no nos proporciona la felicidad que buscamos, sí nos da las herramientas para confraternizarnos más entre nosotros.

En esta semana próximas a las elecciones presidenciales de este país, estuve pensando si que deberíamos hacer para que podamos unir nuestras ideas. Al momento vino a mis recuerdos un cuento que lo escuche en la infancia, que dice así.

Un día el Rey de un lejano país y en la que él democráticamente gobernaba y donde imperaba la participación de la sociedad en las cosas claves que competía al pueblo, había recibido como regalos de cumpleaños una cosa muy grande. Este tenía a su servicio a un millar de gentes que de entre los cuales estaba a su servicio unos cuantos ciegos. Él escogió a los cuatros más habilidosos.

Queriendo saber el Rey si los elegidos podrían adivinar si en que consistía el regalo, a cada uno de ellos los hizo palpar la tal misteriosa cosa.

El primero había tocado y dijo que era el tallo grueso de un árbol.

El segundo haciendo lo mismo dijo que era una manguera.

El tercero dijo que era una escobilla y

El cuarto, que era una gran hoja.

Los cuatros ciegos al no poder adivinar cual era el regalo, él se puso a contarle en que consistía aquello.

Estos muy atentos escucharon la explicación del Rey.

El, los dijo que; lo que habían tocado era un elefante muy grande.

Al primero le dijo que él había tocado la pata del elefante.

Al segundo la trompa, al tercero la cola y al cuarto la gran oreja.

La reflexión al cual me conduce este pequeño cuento es que; si los cuatros ciegos se unían a dar su opinión personal sobre la parte de la realidad que les toco descubrir el misterioso regalo, posiblemente lo habrían logrado.

Es decir que ellos entraran en una ronda de diálogo y al aportar su opinión personal llegarían a la conclusión que lo que habían palpado era el elefante.

Amigos, aprovechemos esta nuestra página de http://compatriotassindocumentos para aportar nuestra opinión personal y así poder crecer en la confraternidad y el espíritu de familia que nos caracteriza y nos caracterizará siempre

 

Miguel Centurion 
un compatriota  , docente en psicologia y filosofia en su pais de origen , ciudadano del mundo

 
  VISITANTES 68349 visitantes¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=